Lombríz Roja Californiana

De aspecto viscoso y color rojizo, la lombriz roja californiana (Eisenia Foetida), puede ser más efectiva para la protección ambiental que las miles de promesas de los políticos y como ventaja adicional también hacen importantes aportes a la agricultura.

La labor de estas lombrices ha sido poco conocida en el país, talvez porque no tienen capacidad de inversión publicitaria, sin embargo desde la Teoría de la Especies de Charles Darwin se citan sus beneficios y en 1928 se mejoró la especie en Estados Unidos.

¿Pero qué hace este personaje?

Roberto Salazar, presidente del AGRISO, Grupo Agricultura Sostenible S.A. (primer grupo en el país que le ha dado un manejo comercial a la Eisenia Foetida), nos explica que la labor de la chela californiana consiste en consumir los desechos biodegradables en descomposición para luego convertirlos en excelente abono orgánico (humus de lombriz roja).

Precisamente AGRISO surge cuando IHCAFE les regala 800 lombrices en la búsqueda de una respuesta a la necesidad de darle un manejo no contaminante a la casulla de café en la comunidad de La Labor, Ocotepeque. Hoy son poseedores de una manzana de lombrices productoras, quienes sin demandas de aumentos salariales, estatutos especiales y otros, producen sistemáticamente abono que se comercializa en el mercado nacional a la vez que mantienen limpia la comunidad… tan limpia que ya están sintiendo la necesidad de importar basura de otras ciudades.

Humus de Lombriz Roja

Es un material de color oscuro con apariencia de tierra negra, agradable olor a mantillo del bosque, limpio, y suave al tacto. Presenta las siguientes ventajas:

  • Se calcula que posee 2 billones de bacterias benéficas por gramo, lo cual aumenta la solubilización de los nutrientes e influye en forma efectiva en la germinación de las semillas.
  • Durante el transplante previene enfermedades y evita el shock por heridas.
  • Su ph neutro, lo hace confiable para se usado con plantas delicadas.
  • Neutraliza eventuales presencias contaminadoras. La lombriz es una empleada que nunca se enferma, de alguna forma posee inmunidad a todas las enfermedades y traspasa al abono cualidades que protegen los cultivos.
  • No libera el fósforo ni el nitrógeno, al contrario lo absorbe del ambiente.

El humus se extiende sobre la superficie del terreno y se riega abundantemente para que la flora microbiana se incorpore rápidamente, puede usarse en todo tipo de planta y ser almacenado mucho tiempo sin que altere sus propiedades.

Composición

  • Humedad 30-60%
  • Ph 6.8-7.2
  • Nitrógeno 2.6%
  • Fósforo 8%
  • Potasio 2.5%
  • Calcio 0.8%
  • Magnesio 2.5%
  • Materia Orgánica 56%
  • Carbono orgánico 14%
  • Acidos Fulvicos 2.8%
  • Acidos Húmicos 3%
  • Sodio 0.02%
  • Zinc y boro

Dosificación

Tipos de planta / Dosis Cultivos Nuevos Anual
Frutales 2 kgs al transplante 1 kg
Rosales 500 gms 1kg/M2
Césped 1 kg/M2 500 gms / M2
Plantas de Interior Mezcla 50% con tierra 4 cucharadas por maceta (3 aplicaciones)

Datos Curiosos De La Lombriz Roja Californiana

Estas lombrices pueden ser también un importante ingrediente en los tacos, lasagñas, hamburguesas y otros platos suculentos pues son consideradas como alimento para humanos en Taiwán, Estados Unidos, Brasil, Argentina y Colombia, debido a su alto contenido proteínico (80%).

A diferencia de nuestra lombriz común que vive de 6 a 7 años, la Eisenia Foetida tiene una longevidad de 16 a 18 años, alcanza su madurez a las seis semanas y a partir de esta etapa tiene un desove promedio de 5 a 6 huevos por semana, en cada uno de ellos hay 5 ó 6 lombrices. Cuando el medio presenta las condiciones idóneas de humedad y temperatura, los huevos romperán en una semana, de lo contrario pueden permanecer hasta un año esperando el momento adecuado para abrirse.
La lombriz es hermafrodita, pero siempre necesita aparearse.

Cría de la Lombriz Roja Californiana

La temperatura ideal para su cría es de 5 grados centígrados combinada con una humedad permanente, pero es posible adaptarlas a climas de hasta 30º C, siempre y cuando se respeten sus preferencias por el ambiente húmedo y oscuro, por ello es preferible mantenerlas bajo techo, la práctica de taparlas con plástico, hierva o periódicos también puede dar buenos resultados.

Roberto Salazar, compartió con Agrociencia el diseño de las piletas en la cuales Agriso cría las lombrices, las medidas recomendadas son: 40 cm de alto por 1 metro de ancho, el largo puede variar según las preferencias del criador o las condiciones del terreno.

Salazar nos explicó que por cada metro cúbico (96 a 110 libras) de desechos que preferiblemente deben haber comenzado a descomponerse, pueden usarse unas 250 lombrices para que al cabo de dos meses se obtengan unas 40 libras de abono y alrededor de 100 mil lombrices.

Las lombrices comienzan a procesar los desechos desde arriba y van bajando mientras dejan el abono en la parte superior, al final podremos sacar el humus y encontrar las lombrices en la parte inferior. Es necesario tomar las precauciones del caso para que al momento de retirar el abono los huevos ya hayan abierto, lo recomendable es dotarlas de las condiciones apropiadas de temperatura y humedad.

Aunque son inmunes a las enfermedades, mueren en ambientes secos y al estar expuestas a la luz directa del sol, también tienen depredadores naturales entre los cuales encontramos a las hormigas, sapos y aves. También pueden verse menguadas por la ingesta excesiva de proteínas, por ello se recomienda no darles demasiadas cáscaras de huevo y otros desperdicios que contengan este nutriente.

La técnica de producción de humus de lombriz roja es muy amplia y ahora es posible además comprar el humus ya preparado. Si desea mayor información pude comunicarse con Roberto Salazar, teléfonos: 663-4662 y 663-4681.

Esta entrada fue publicada en Agricultura Orgánica, Recursos, Secciones. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.